Universo Oveja


Jazzy
mayo 4, 2012, 7:04 am
Filed under: Sheepandising

En otro post, comenté un objeto que había visto en el rebaño de Internet. Se trataba de esto:

 

Si quieres recordar de qué iba pincha en este enlace.

 

Bueno, la entrada de hoy es para agradecer públicamente (si bien con algo de retraso) el que existan seres (distintos de nuestros animales preferidos) de los que me precio de tener su amistad. Añadido al regalo de dicha amistad está el que me hicieron: mi propia oveja Dolly, a la que yo he llamado “Jazzy”, por el simple hecho de que la he rellenado con todos los CD de jazz que tengo.

 

Y ya que va de regalos dejo también otro regalo. Si se te dan bien los trabajos manuales aquí tienes el papel de montaje que venía. Supongo que alguien que pueda ampliarlo y cortar las piezas en un cartón duro o una tabla de marquetería puede hacer su propia oveja a la escala que desee.

Pincha en el enlace para descargarte el archivo en pdf (INSTRUCCIONES JAZZY)

 

En resumen: que intento devolver al resto del rebaño la amistad que Javi y Eva me hicieron llegar.

Anuncios


Molly y Dolly
septiembre 17, 2011, 8:20 am
Filed under: Sheepandising

En esta sección de mersheepdising, traemos hoy las delicias de todo amante de la lectura y de nuestros animales preferidos. Se trata de las estanterías Dolly y Molly.

Un diseño de la firma alemana Stange Design, cuyos productos se fabrican con cartón y tienen un alto componente decorativo que también va acompañado de una total funcionalidad.

Las estanterías Dolly y Molly son perfectas para cualquier habitación de la casa y pueden almacenar todo tipo de objetos. No tienen por qué ser CDs o libros, también pueden ser calcetines, la oveja hinchable,  cualquier cosa que quepa en sus compartimentos.

Según las instrucciones montar la estantería no lleva más de 3 minutos (15 para gente muy torpe como yo) y además no se necesita usar ni pegamento, ni tornillos.

Aunque el precio de 49,95 euros por Molly, la oveja más grande (medidas: 74 x 64 x 102 cm.) es algo excesivo, el diseño y el saber que tus libros y discos están bien resguardados no es valorable.

Molly esperando ser rellenada

Dolly y Molly en un ambiente bucólico



Libro para colorear
junio 8, 2011, 11:49 am
Filed under: Sheepandising

Es de todo el mundo conocido que son en los primeros años donde se cimientan los quereres y pasiones. Por ello, dedicado a las crías de humanos (y a sus progenitores) he creado este libro para colorear. Un libro protagonizado por nuestros animales preferidos.

En esta entrada, tenéis algunas ideas para dar color a esos maravillosos y dulces seres.

Para descargar el libro pincha en el siguiente enlace: coloroveja.

Disfruta dándole color a nuestros animales preferidos.



Pánico Ovejuno (Haste Bock?)
marzo 7, 2010, 5:19 pm
Filed under: Sheepandising

N.d.A.- Agradecimientos del autor del blog a Alejandro, autor del regalo.

El rebaño pasta tranquilo en el prado. Berta, la gran oveja negra parece ser el centro alrededor del cual se reúne el rebaño. Éste está compuesto por ocho ovejas que, para diferenciarse entre ellas, tienen un punto de color en el lomo. Así hay dos ovejas con un punto amarillo, otras dos con uno rojo, otro par con un punto azul y el par restante con uno verde.

El rebaño con Berta en el centro

En un primer momento las ovejas del mismo color se buscan para estar más cerca una de la otra. Conseguir ésto hace feliz al pastor porque así consigue puntos.

Pero llega un momento en el que la aparición de Rodolfo, el carnero más sexy del prado, trastoca ese movimiento. Ahora, las ovejas cambian su objetivo y luchan por estar lo más cerca de ese romeo con rosas.

Rodolfo ofreciénonos una rosa

Rodolfo y su flor

Y claro, como es obvio, tras ese escarceo romántico, viene el recordar la historia con Berta, la oveja cotilla del rebaño. Ahora las ovejas intentan estar lo más cerca posible de la gran oveja negra para poder contarle sus aventuras y desventuras amorosas.

Mas todo llega a su fin y en este caso el que avisa del fin es Jack “el esquilador”: el carnero que amenaza con sus tijeras de esquilar el bienestar de las ovejas. Éstas luchan denodadamente por estar lo más lejos de él, para evitar perder su lana y, de paso, hacerle ganar algunos puntos a su pastor.

El rebaño intentando evitar a Jack

El rebaño escapando de Jack

Esta historia resume una partida de “Haste Bock?”, bautizado aquí en España como “Pánico en el prado” o “Pánico ovejuno”, un juego de tablero cuyos protagonistas son nuestros animales preferidos.

El juego

Se trata de un rápido juego de estrategia para 2 a 4 jugadores, que, en principio parece muy sencillo, pero que, demuestra las complejidades que esconde a medida que se juega.

Cada pastor controla las dos ovejas del mismo color. El objetivo del juego es conseguir el máximo número de puntos y éstos se obtienen cumpliendo cuatro diferentes objetivos:

– En un primer momento se trata de que nuestras ovejas estén lo más cerca la una de la otra.

– En una segunda fase se puntúa a las ovejas que estén lo más cerca posible de Rodolfo

– En la tercera fase, el objetivo es estar lo más cerca posible de Berta.

– Por último, el la última fase se trata de alejarse de Jack “el esquilador”.

En el desarrollo del juego se usan diversas fichas de movimiento que permiten que las ovejas se muevan, empujen vertical u horizontalmente a otras, salten, cambien de orientación o se alineen en determinado lateral.

Esas fichas además son las que controlan el paso del tiempo, dato que hay que tener muy en cuenta a la hora de las puntuaciones y del conteo de puntos.

Aunque el juego está concebido para cuatro jugadores, tiene reglas para dos y tres jugadores que le hacen conservar todo el espíritu.

Pero lo más reseñable de este “Pánico ovejuno” son las propias ovejas. Nos encontramos con ocho figuras de ovejas con los distintos puntos de color en su lomo, con Berta, la gran oveja negra y, por supuesto con, Rodolfo y Jack “el esquilador”. Al tratarse de figuras y no de fichas, el movimiento de las ovejas a lo largo de la partida puede verse como una especie de baile en el prado. Al jugarlo, te dan ganas de fotografiar cada movimiento y hacer una especie de “stop motion” de la partida.

En resumen, un juego IMPRESCINDIBLE para quien ame a nuestros animales preferidos y quiera pasar un buen rato con ellos.

Foto de Familia